A la luz del despido de Mickie James de la WWE el mes pasado, se señaló que había algunos “roces” con Batista. Durante sus últimos meses en la empresa, las cosas se volvieron muy tensas, tanto que Batista amenazó con renunciar si ella no era despedida. Undertaker tuvo que intervenir para calmarlo.

Batista imprimió fotos de Mickie desnuda y las pego por las paredes del vestuario después de que él tuviera una discusión con ella.

Anuncios