Salvador Cuevas, mejor conocido como El Supremo, falleció el día de hoy en la ciudad de Tijuana a los 68 años de edad. El Supremo fue considerado desde su debut a mediados de los setentas, como uno de los mejores físicos de la lucha libre mexicana. Fue campeón nacional y mundial de peso welter, además de ser parte importante de las programaciones coliseínas hasta 1992, cuando perdió la máscara con Pierroth en la Arena México.

DESCANSE EN PAZ EL SUPREMO