La decisión de la corte se dio a conocer hace una semana, UFC obtuvo una victoria legal que obliga a Ken Shamrock a pagarles 175,000 dólares en gastos de abogados, los cuales la empresa habría tenido que gastar para defenderse de un fallido juicio que levantó Frank contra ellos por un supuesto incumplimiento de contrato, luego de que Ken fue despedido en el 2006 tras perder ante Tito Ortíz. Esa era la tercera derrota consecutiva de Shamrock, y la queja que presentó es que su contrato aún tenía una pelea más, pero la respuesta de UFC es que esa pelea sólo podría ocurrir si era viable a la promoción (Es decir, UFC no estaba obligada, aunque Shamrock si)

Dura lección para Shamrock, quién fue uno de los semifinalistas del primer evento en la historia de UFC, perdiendo ante Royce Gracie, pero que ahora se encuentra en una situación económica difícil

Y también un mensaje para los peleadores (UFC publicó esta nota en su sitio oficial), de lo difícil que es llevar a la corte a la empresa, sobre todo porque se atiene a la corte del estado de Nevada (Las Vegas), bien conocida por favorecer a los promotores por encima de los deportistas